zika felix moronta

Éramos muchos y parió la abuela: el virus chikungunya surge en América

Tiempo de lectura: 5 minutos

Son múltiples los problemas que nos agobian a los pueblos latinoamericanos y caribeños, parecen infinitos diría yo. Tan solo uno de ellos son las enfermedades tropicales. El clima húmedo y cálido todo el año es perfecto para que los insectos portadores de parásitos, bacterias o virus vivan a sus anchas entre nosotros. Enfermedades como la malaria, el mal de Chagas, leishmaniasis, esquistosomiasis, oncocercosis, dengue, entre muchas más, son endémicas de estas latitudes. Por si fuera poco, el virus chikungunya ha entrado con mucha, muchísima fuerza en las islas del Caribe y es cuestión de tiempo para que atraque en tierra firme.

¿Pero por qué? ¿De dónde salió? ¿Cómo se transmite? ¿Es realmente peligroso? ¿El virus Chikun… qué? Vamos por parte.

La enfermedad se describió por primera vez en 1952 durante un brote ocurrido en Tanzania. La palabra “chikungunya” en el idioma Bantú, del pueblo Makonde, significa “doblarse” en alusión a la postura doblada o encorvada de los enfermos debido a los fuertes dolores de las articulaciones, típicas de esta enfermedad. Es endémica de África, India y el sureste asiático.

La fiebre chikungunya es causada por un virus que se transmite a los humanos a través de la picada de un mosquito. Se trata de un virus de ARN, conocido como CHIKV, que pertenece al grupo de los Arbovirus (arthropod-borne viruses) cuya característica es que todos son transmitidos por insectos. Algunos de los representantes de este grupo son: dengue, fiebre amarilla, virus del Nilo, entre otros.

El virus CHIKV, responsable de la fiebre chikungunya.
El virus CHIKV, responsable de la fiebre chikungunya.

Después de la picada de un mosquito que está infectado, el virus pasa de la saliva del insecto a la piel humana, donde se replica. En seguida se disemina al hígado y a las articulaciones a través de la sangre. Luego de un período de incubación de hasta 4 días, la manifestación clínica de la enfermedad aparece de sopetón: fiebre muy alta, entumecimiento, dolor de cabeza, fotofobia, manchitas rojas en la piel y un dolor en las articulaciones que muchas veces resulta incapacitante y puede durar meses, e incluso años. Sin embargo, la enfermedad NO suele ser mortal.

Fases de  la fiebre chikungunya (modificado de Schwartz & Albert, 2010)
Fases de la fiebre chikungunya (modificado de Schwartz & Albert, 2010)

El vector clásico del virus chikungunya es el mosquito Aedes aegypti o mosquito patasblancas (harto conocido en el trópico por ser también el transmisor del dengue). Sin embargo, en el año 2005 un brote impresionante de esta enfermedad ocurrió en la isla La Réunion (territorio francés en el Océano Índico) pero aquella vez el mosquito vector fue otro mosquito: Aedes albopictus o mosquito tigre (cuyo cuerpo, además de las patas, tiene vetas blancas). Ocurrió un salto de especie, apareció un nuevo vector del chikungunya.

Mosquitos transmisores del virus CHIKV
Mosquitos transmisores del virus CHIKV

Los aislados virales resultantes de aquel brote espantoso de 2005 fueron sometidos a análisis genéticos y descubrieron la presencia de una mutación. Era un pequeño y único cambio en la secuencia del ADN que codifica para una determinada proteína de fusión (proteína en la cubierta vírica que facilita la adhesión a la célula que infectará). La proteína en cuestión está compuesta por 435 aminoácidos, pero solamente uno, ¡UNO! , el de la posición 226, está cambiado (de alanina a valina) en la versión mutante. A pesar de que los aislados seguían siendo un 99.97 % idénticos, ese único cambio confirió al virus una propiedad extraordinaria: era capaz de infectar la células salivares de una nueva especie, las del mosquito tigre. Se trata de una mutación adaptativa, la vida entera depende de ellas (aquí hablé de un tema más o menos relacionado)

Una mutación adaptativa es responsable del salto de especie que el virus CHIKV hacia el mosquito tigre. Un aminoácido, de los 3.718 totales, es diferente.
Una mutación adaptativa es responsable del salto de especie que el virus CHIKV hacia el mosquito tigre. Un aminoácido, de los 3.718 totales, es diferente.

El mosquito tigre se encuentra en la lista de las especies exóticas invasoras más peligrosas del mundo, debido a la capacidad de transmitir no solo chikungunya, sino también dengue o fiebre amarilla. Es originario del sureste asiático, pero ha sido “exportado” desde allí a través de mercancías con restos de agua acumulada (neumáticos, plantas ornamentales, etc.). A finales de los ochenta llegó a Norteamérica y desde entonces no ha parado de dispersarse por el resto del continente. También ha colonizado casi toda la costa europea del Mediterráneo, desde que fue introducido en la primera década de 2000. De hecho, hubo un brote de chikungunya en Italia entre julio y septiembre de 2007 que afectó a más de 200 personas.

La aparición de la enfermedad en la isla La Réunion, ligado al salto de especie transmisora que comenté, se saldó con 300.000 infectados y 237 muertes en una población de 785.000 personas. Casi el 50 % de la población se infectó ¡Una barbaridad! Curiosamente, al ser territorio francés las muestras biológicas estuvieron fácilmente disponibles para científicos del Instituto Pasteur, quienes dieron con la clave de aquella epidemia.

Ahora en América nos preparamos para el ataque del chikungunya. Todo empezó el pasado 6 de diciembre de 2013, cuando se confirmó que un ciudadano de la isla San Martin (Mar Caribe) contrajo la enfermedad ahí. Fue el paciente cero, el primer caso autóctono de la enfermedad en América. Y desde entonces se extiende como la pólvora.

Según se desprende de los informes de la Organización Panamericana de la Salud, en el lapso de 3 meses pasamos de 1 afectado con chikungunya a más de 5.000 pacientes, 60.000 en 6 meses y al momento de escribir este post se deben rondar las 100.000 personas infectadas en el Caribe. En la figura a continuación muestro esta dramática situación (si han jugado Plague Inc. se les dibujará una sonrisa malévola).

Expansión de la fiebre chikungunya desde el Caribe, desde diciembre de 2013 hasta junio de 2014. Hay más de 100.000 casos.
Expansión de la fiebre chikungunya desde el Caribe, desde diciembre de 2013 hasta junio de 2014. Hay más de 100.000 casos. (Fuente OPS)

Muchos son ya los países con casos importados del chikungunya. Se trata de pacientes que contrajeron la enfermedad en países afectados durante algún viaje. Lo delicado de estos casos es que su sangre está cargada del virus. Entonces, si una mosquita patasblancas y/o tigre se alimenta de su sangre, la suerte de ese pueblo estará echada. Los pacientes deben entonces resguardarse de picaduras, hidratarse a tope y descansar. No hay más que hacer porque nuestro sistema inmunitario es el que libra la guerra contra el virus.

Nuestro sistema inmunológico innato acaba totalmente con el virus en una semana. Y lo mejor es que producimos anticuerpos y quedamos inmunizados contra el chikungunya para toda la vida. Pero el as bajo la manga de este bicho es la artritis. A pesar de desaparecer completamente del cuerpo, hace un daño importante en las articulaciones y los dolores reumáticos, como dije, suelen ser incapacitantes durante años.

La única prevención para la enfermedad es luchar contra los mosquitos. Evitar acumular agua (macetas, ruedas, canalejas, etc.), utilizar repelentes de insectos en crema, spray, plaquitas, los que sean, cubrir la cama de los enfermos con mosquiteros, y por supuesto, las fumigaciones que deben llevar a cabo las autoridades locales.

Casi lo olvidaba, por su puesto que podemos hacer más. El cambio climático es, cuidado si no, el mayor responsable de la dispersión de los insectos vectores de enfermedades. Los mosquitos ahora colonizan latitudes otrora frías. Aquí radica la preocupación de, por ejemplo, los gobiernos de EE.UU. y la U.E., quienes en este momento son igualmente susceptibles a sufrir una epidemia de chikungunya en sus territorios. En este sentido, recomiendo la lectura amena y concisa: “Los virus emergentes y el cambio global“. Concienticemos al mundo de la realidad del calentamiento global.

Mientras tanto, esperemos todos con gallardía la expansión de la epidemia. Y al mosquito ¡Ni agua!

Esta entrada participa en la XXXI Edición del Carnaval de Biología que acoge el blog Retales de Ciencia

carnaval biologia

Fuentes:

– Schwartz O & Albert M (2010) Biology and pathogenesis of chikungunya virus. Nature Reviews, 8: 491-500.

– Thiberville et al. (2013) Chikungunya fever: epidemiology, clynical syndrome, pathogenesis and therapy. Antiviral Research, 99: 345-370.

Chikungunya Virus Net.

Organización Panamericana de la Salud.

Organización Mundial de la Salud.

Please follow and like us:

22 thoughts on “Éramos muchos y parió la abuela: el virus chikungunya surge en América”

  1. Muy bueno el articulo, en mi casa somos 4 y no le dio el virus a mi hija el resto fuimos abatidos, a que se debio?

    1. ¡Gracias, Diana!
      Es precisamente recibir comentarios la mejor parte de escribir.
      Pienso que a tu hija probablemente no le picó un mosquito infectado. O probablemente su sistema inmunológico luchó efectivamente contra el virus (hay personas con resistencia natural a ciertas enfermedades). Pero, a ciencia cierta, no hay forma de saberlo, solamente podemos especular al respecto.
      Un abrazo!

      1. yo sane,pero al mes volvi con dolores articulares mareos dolor atras de la espalda que se me jugaba por varias partes,

  2. Definitivamente esta a sido la mejor informacion que he leido en cuanto a este virus, q se extiende por nuestro pais de forma tal q debieron d verdad preveer y educar a los ciudadanos, por q es tanto asi q en este pais hasta muertes han habido por desconocimiento, por no informar de forma oportuna que medicamentos se pueden ingerir. Y por lo tanto la desesperacion por sentir tanto dolor hizo q pacientes tomaran medicamentos no permitidos y fallecieran

    1. Hola Reidiz!

      El eterno problema de la automedicación con el “a mi me funciona” o “dicen que…”. He sabido de potajes y guarapos naturales contra el virus. De infectarme jamás recurriría a esos brebajes. Resulta que lo único que debemos hacer es guardar reposo e hidratarnos porque el sistema inmune se encarga de eliminarlo. El atamel solamente para aliviar un poquito los dolores, pero no cura.

      No sabía lo de los fallecimientos, qué pena! 🙁

  3. Saludos, te felicito por este post que por demás esta excelente, muy informativo, especifico… pienso que la manera mas efectiva de prevención de todo estos tipos de virus es informar de manera clara y tajante de que se trata y cuales son las consecuencias, por esto me parece muy bueno todo lo explicado aquí en tu pagina. concienciar a la población muy bien de que nos atenemos en casos de epidemias, ya que no contamos en Venezuela de centros especializados en grandes epidemias, ademas de no contar con reactivos y sumado a la escasez de insumos, la prioridad es la vida… felix me gustaría ver un post bajo tus conocimientos, sobre el mortal virus de ebola, el cual es muy letal y amenaza con romper fronteras en áfrica, eso si seria muy grave, me despido, saludos…

    1. Gracias por tus palabras, Andrés.

      Lo importante es saber que NO es un virus mortal y que salvo protegernos de las picaduras (eliminar aguas estancadas, usar repelentes y/o mosquiteros, fumigar), poco más se puede hacer.

      Me apunto tu sugerencia para el ébola, quien por cierto ya apareció en los EE.UU.

      Saludos.

  4. Extraordinario! Da coraje que esto pudiera anticiparse y que, el gobierno no haya tomado medidas oportunas y contrariamente, haya desconocido la epidemia hasta hace pocos días. ¿No se podría modificar genéticamente un zancudo que mate a otros zancudos portadores de enfermedades? ¿algo así como un “drone” biológico? Saludos…

    1. Debo decir que al momento de escribir esta entrada ya había una campaña del gobierno para evitar aguas estancadas. Tampoco desconocían lo que se avecinaba, pues las alertas de la OPS y la OMS fueron hechas a todo el Caribe.

      El fallo grave fue no proveerse de insecticidas (domésticos y de fumigación), repelentes corporales y acetaminofén, con lo que hubiésemos evitado el pánico actual ante la escasez de estos productos.

      Genial lo de los zancudos transgénicos. De hecho YA se hace para luchar contra el dengue en Brasil y es totalmente válido para el vector del Chikungunya. Mira:

      http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=3114301&Itemid=1

      http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/27/actualidad/1398621840_044945.html

  5. Me ha gustado mucho el carácter divulgativo de esta entrada Felix, te felicito, excelente iniciativa, el mejor de los éxitos para ti.

  6. Porke hay personas infectadas de el virus y los dejan pasar a otros paises a infectar el continente ? Se trata de la salud de ninos ancianos y persona. Ya vasta de esto

    1. Hola Ruth!

      El virus no se transmite de persona a persona. No hay riesgo alguno de contagio. Lo que sí ocurre es que si un mosquito sano se alimenta de una persona que tiene la enfermedad, ese mosquito se infecta y puede transmitir el CHIKV a más personas.

      Saludos y gracias por comentar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *