democracia felix moronta

Democracia y ciencia ¿Hasta qué punto son compatibles?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Si bien es absolutamente cierto que la democracia y la ciencia van de la mano, existen profundas contradicciones entre ambas.

¿Hasta qué punto deben los ciudadanos participar en la política científica? ¿Tiene derecho el pueblo a elegir y controlar a las autoridadaes científicas? ¿O el trabajo de los científicos?

A continuación comparto unas reflexiones al respecto del libro ¿Qué es la ciencia? Una visión interdisciplinaria, publicado por Fundación Empresas Polar en 2007 y escrito por el investigador Klaus Jaffé .

En el intento por escapar del autoritarismo y de la autocracia, se inventó una variedad de alternativas. Algunas fracasaron, otras tuvieron mucho éxito como la democracia.

La democracia se está convirtiendo en la estructura organizacional dominante de la sociedad del siglo XXI, siendo considerada hoy día por todas las organizaciones internacionales y por las declaraciones de principios como el más avanzado sistema de gobierno.

La democracia puede limitar el progreso científico

Sin embargo la democracia, cuando se aplica a organizaciones científicas, universidad, institutos de investigación, laboratorios de investigación, o a actividades científicas en general, puede convertirse en una fuerte limitación para el progreso científico.

Ninguna ley de la naturaleza ha sido descubierta o descrita mediante el voto popular. La democracia aplicada al quehacer científico no ha sido de gran ayuda para el avance de la ciencia. La meritocracia y la fuerza de la evidencia empírica constituyen los elementos básicos de las organizaciones científicas que funcionan bien.

democracia ciencia felix moronta

No debe confundirse la meritocracia con aristocracia, autocracia o la falta de democracia. La meritocracia es el gobierno de individuos que han demostrado cualidades destacadas para la solución de problemas y la realización de actividades relevantes para la sociedad.

La meritocracia valora el éxito y favorece a quienes son más capaces de alcanzarlo. El mérito depende básicamente del esfuerzo invertido por el individuo, su grado de motivación y sus deseos de aprender. La cantidad de esfuerzo requerido para alcanzar un nivel determinado de “mérito” varía entre individuos y esto hace que la meritocracia sea una forma de organización tan poderosa.

La meritocracia implica:
  • Valorar los méritos, favoreciendo al más capaz.
  • Estimar el esfuerzo más que la oportunidad.
  • Apreciar más lo bueno en otros que lo mediocre en nosotros.
  • Reconocer que somos parte del progreso y que no estaremos siempre en la cresta de la ola.
  • Valorar más la productividad que los títulos, honores, rangos y posiciones.
  • Reconocer nuestra propia debilidad y al mismo tiempo la fuerza en los demás como un paso inevitable del proceso de nuestro conocimiento.

Favorecer al promedio y al común por encima de lo valioso, lo excepcional, lo brillante, es favorecer al mediocre. El mediocre minimiza el esfuerzo, mientras que el meritócrata maximiza la calidad de sus acciones.

El subdesarrollo y el atraso económico a menudo son consecuencia de una falta de meritocracia.

Las sociedades cuyos individuos culpan a fuerzas externas por la falta de progreso socioeconómico en lugar de buscarlo dentro de ellas mismas, carecen de sistemas meritocráticos.

El atraso parece estar correlacionado con la falta de meritocracia y con una pobre valoración de la ciencia.

Estas relaciones producen las paradojas siguientes:

  • Cuanto más sabio es alguien, más humilde y más tolerante es su comportamiento.
  • A más conocimiento, mayor conciencia de la propia ignorancia.
  • Con menos estudios, más soberbia.
  • Cuanto mayor es la ignorancia, mayor fanatismo.
  • A mayor fanatismo, más probabilidades de llegar a una posición de mando.
  • Cuanta más democracia sin meritocracia, más individuos arrogantes e ignorantes dominarán la sociedad, mediocrizándola.
La selección del promedio detiene la evolución

Las leyes de la física, la dinámica evolutiva y las reglas sociodinámicas parecen señalar que si se favorece al promedio nunca se fomentará el progreso.

Tal como reconoce la biología evolutiva, la selección del promedio detiene la evolución. El progreso implica una preferencia por lo que está encima del promedio. Así, la democracia logrará progreso social en una sociedad solo si permite o fomenta componentes meritocráticos.

Esto es verdadero para las instituciones científicas, donde solo las instituciones meritocráticas llegan al tope de la evaluación mundial.

democracia meritocracia felix moronta
“Las instituciones meritocráticas llegan al tope de la evaluación mundial”

En mi país, Venezuela, la meritocracia ha sido denostada por el gobierno central. Debes ser afín al ideario político de la “revolución” “bolivariana” para poder escalar en las instituciones públicas, por ejemplo en las de investigación.

También han procurado instrumentos legales para que “el pueblo entre a los laboratorios” y “sean las comunidades las decisoras de hacia dónde debe dirigirse el trabajo de los científicos”.

Con todo, han mediocrizado el sistema nacional de ciencia. Si ya por el 2014 la situación era dramática, como pueden leer en La ciencia venezolana está en una situación desesperada, imagínense cómo es ahora. ¿Exceso de democracia, exceso de ideología, déficit de pragmatismo y de meritocracia?

¿Cuál es la situación de los demás países latinos? ¿De España? ¿Están de acuerdo con estos planteamientos? ¿O, por el contrario, piensan que la democratización de la ciencia fomentará el progreso social y/o económico? ¿Cómo conciliar el legitimo derecho de participar en la toma de decisiones con la dinamica científica? ¿Qué dirán las ciencias sociales al respecto?

Si te interesa el tema, te recomiendo que leas Contradicciones entre ciencia y democracia. ¿Mayoría absoluta o minoría cualificada?

democracia 2 felix moronta
“¿Acaso puede ser democrática la construcción de la ciencia? ¿Qué tipos de participación ciudadana son viables en el contexto científico? ¿Qué tipos de participación son necesarios para mejorar la eficacia de la ciencia y en qué condiciones? ¿Cómo se articula el conocimiento ciudadano “no científico” con el científico? ¿Pueden dialogar?”
Please follow and like us:

5 thoughts on “Democracia y ciencia ¿Hasta qué punto son compatibles?”

  1. Gracias por compartir tus ideas, no es común leer el término “meritocracia” dentro de esta dilatada discusión. Me parece genial que incorpores un enlace al tratamiento del tema que se hace en una publicación como la Revista CTS, donde el debate no es ni por asomo unilateral sino enriquecido desde muchas perspectivas.

    A mí me parece que la participación o “gobernanza” ciudadana en los temas de ciencia y tecnología encuentra un campo de acción y argumentación mucho más claro en su dimensión política que en su dimensión cognitiva, especialmente ante lo que se ha denominado “sociedad del riesgo”, donde fenómenos ambientales, sanitarios o tecnológicos han derivado en preocupaciones de primer orden dentro de la opinión pública, ¿qué nos preocupa? ¿qué deseamos resolver? ¿cómo puede la ciencia resolverlo? ¿qué solución tomaremos? son temas elementales que ocupan tanto a los ciudadanos como a sus instituciones públicas.

    Por el otro lado, la dimensión cognitiva incorpora varios retos o problemas, uno de ellos es la necesidad de fomentar la cultura científica para hacer posible que las personas no expertas tengan elementos para participar en dicha discusión, el otro es la aportación de los saberes no expertos en la contextualización de los problemas y desarrollos científicos, algo que a mi parecer tiene que ser descrito y estudiado, pues suele manejarse desde una perspectiva ética que no deja claro los cómos ni los porqués.

    Saludos desde México!

    1. Hola, Paco.

      Estoy muy de acuerdo en las ambas dimensiones que planteas. Aquí estamos algunos con el entrañable objetivo de darle riqueza a la dimensión cognitiva; la población debe ser científicamente alfabeta para poder tomar decisiones basadas en evidencias, debemos empoderarlos para que persuadan a los hacedores de politicas científicas.

      Muchas gracias por comentar, enriqueces el texto.

      Saludos.

    2. Hola !!! Somos un grupo de amigos de 11 personas y nos gustaría encontrar una casa rural, chalet o apartamento cerca de Gandía para el fin de semana de Nochevieja. Gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *